sábado, 16 de febrero de 2008

CARCEL, HOSPITAL Y CEMENTERIO




Las razones de mi enfado y lo que hacía frente a ese antiguo centro comercial de ciudad de Guatemala son cosas que no vienen al caso; finalizaba la tarde cuando un niño de no más de seis años se acercó a la ventanilla de mi auto con alguna pregunta impertinente. No quise responderle, ni siquiera lo mire a la cara..... y fue mejor así, pues antes de tratar groseramente a un pequeño, prefiero ignorarlo y permanecer callado. “¡Lico!” gritó una mujer que se dedicaba a rumiar su embriaguez, sentada al pie de una escalera. Su expresión era áspera y llena de desamor para el pequeño "Lico" y su hermanita –apenas uno o dos años mayor- que trataba inútilmente de encontrar un poco de ternura acariciando el enmarañado pelo de una madre que no se ocupaba más que de proteger una sucia caja de cartón donde, seguramente, tenía todas sus pertenencias: unas cuantas hojas de papel periódico, una botella de aguardiente y un par de cobijas viejas.


De pronto los niños se apartaron para juguetear entre sueños imposibles que se encendían uno a uno con las luces de los escaparates. Mi mente traicionera hizo que, por unos instantes, pudiera ver a "Lico" con el mismo corte de pelo a la rapa –seguramente secuela de la última invasión de piojos- pero 10 años mayor; lo vi luciendo en su piel morena los tatuajes de su resentimiento contra la vida y contra personas que, como yo, en algún momento voltearon el rostro ante su inocencia. Y al verla a ella, con esos ojos de “ángel pies descalzos” que se abrían desmesurados a la vista de un maniquí vestido de gran señora, me pregunté: ¿Sabrán cerrarse esos ojos ante el oprobio que les traerá la miseria?


Ojala pudiera escribir para esos pequeños un cuento con final de novela rosa y así quitar el dolor que esta visión ha traído a mi alma, pero la imaginación no alcanza cuando la realidad es tan contundente: para ella difícilmente habrá otra cosa que vició y “mala vida”; y para él no parece haber un derrotero diferente que el de “cárcel, hospital y cementerio”, credo de las pandillas juveniles que tarde o temprano llegaran a ser su única y verdadera familia.


5 comentarios:

Angela Teresa Grigera dijo...

Esto que describes es una realidad creo que mundial. Damos vuelta la cara por impotencia, por no poder hacer nada, o podemos y nuestro propio carm,a nos deja ciegos e insensibles frente a esta realidad que desangra las venas del humano? No sé hay tantas preguntas sin respuesta. Pero somos nosotros los que debieramos hacer algo o nuestros gobiernos que solo se ocupan de ver cuanto roban antes de irse para asegurarse su bienestar futuro sin preocuparse del pueblo?
En fín es algo que no solucionaremos pero es bueno reflexionaqr y pensar que podemos hacer desde nuestro pequeño mundo.

Anngiels

www.enmemoriadetuamor.blogspot.com
www.poemaparamiamor.blogspot.com

EL MAPACHE dijo...

En mi opinión somos nosotros los que debemos hacer algo, por principio las funciones básicas del estado son la seguridad y la justicia (velar por que se cumpla el contrato social)y mientras mas cosas ponemos en sus manos, menos se ocupa de sus funciones primordiales. El estado (que no es más que un ficticio) es terriblemente ineficiente y quienes se ocupan de la res pública son, en su mayoría, personas corruptas.

Créeme que es mejor manejar eso por medio de instituciones privadas de beneficencia..... Son mucho más competentes.

Muchas gracias por tu visita a este blog y por tus comentarios.

Un beso

EL MAPACHE dijo...

´Angela:

No logro entrar a ninguno de tus blogs, sinceramente me encantaría leerte de nuevo, si vuelves a venir por acá, por favor déjame una dirección que si funcione.

Un beso

arnol_ dijo...

Pues en mi opinion, esta bien que reflexionemos, pensemos, en tanto dolor que hay no solo en nuestro pais sino en todo el mundo, pero, no solo digamos las palabras, "hay que hacer algo" o "nosotros tenemos que hacer algo" ¡NO!. Si tenemos posivilidades, auquesea un quetzal,o una tortilla, un pan, llevemosle a esa persona que todos los dias miramos camino a nuestro trabajo, estudio, pero muchas veces decimos "hay que hacer algo"y esperamos a que otras "empresas privadas oinstituciones se agan responsables, cuando nosotros¡ tenemos en nuestras manos el poder hacer algo, es cierto, se lograria mejor cobertura con instituciones que ayuden a personas de escasos recurzos, pero tambien nosotros lo podemos hacer si no es todos los dias cuando veamos a alguien que no tiene casa, comida, ayudemosle, y si lo miramos al siguiente dia no digamos, ayer te di, como podemos hacer eso si todos los dias el necesita, asi como nosotros comemos todos los dias, los tres tiempos, dormimos todos los dias en nuestras casas. Felicito al que escribio esto porque pudo ver el sufrimiento de la calle, y pudo reflexionar, no lo publico pero ojala que se haya vajado de su auto, comprar comida, no se talvez una prenda, y los haya dado a esas personas, si no le imploro que no solo se quede en la reflexion, sino actue, yo joven de
18 años, con muchas faltas de ortografia en mi comentario, le pido a DIOS siempre que me ponga siempre algo para dar, un quetzal, un pedazo de pan para que yo le pueda dar al que mas lo necesita, cinceramente yo no tengo tantas posibilidades, y me duele, trabajo para ganarme la vida, y aun asi me duele el no poder hacerlo todos los dias, y cuando lo ago, siento una felizidad tremenda, no se los puedo describir, me llena de satisfaccion,no por alagarme ami porque yo di algo no es poreso, sino es la felicidad que esa persona comera algo, es porque esa persona talvez probara algun bocadillo, despues de largo tiempo de no hacerlo, mi mentalidad es hacer en el futuro si DIOS ASI ME LO PERMITE, un centro para ayuda de estas personas, pero mientras ago lo que puedo ahora, no espero que alguien lo aga, no me da verguenza acercame a alguna persona de la calle, y darle algo, y les pido que tambien a ustedes no les de verguenza, del que diran sus amigos, ofamiliares, hay tanto que kisiera poder hablarles, pero ya me extendi, y pues solo dire, agamos algo y agamoslo ahora, ¡si! las instituciones del gobierno no hacen nada para que negarlo no hacen absolutamente nada, y es tambien cierto que las instituciones privadas si hacen lo que ellos pueden y hacen mucho pero que hacemos nosotros, asique los insto y juntos, imaginense si todos ayudaran a una persona, cuantas personas no lo pueden hacer?,pienso que no habria nadie en ese estado, pero como haveces solo nos importa lo nuestro, yo tambien lo eh pensado, pero tenemos que dejar a tras a nuestro ego, y hacer lo que el corazon y la conciencia nos dice, auque nosotros pasemos habre un dia, ellos lo an pasado siempre,no piensen que estoy jusgando yo no tengo ese derecho, y no kiero dar la imprecion que eso ago todo lo que escribi aki, va con todo respeto que todos los seres humanos se merecen,asique ¡EMPEZEMOS HOY Y NO ESPEREMOS MAÑANA! EMPEZEMOS HOY PARA QUE EL MUNDO SEA DIFERENTE MAÑANA.

EL MAPACHE dijo...

Gracias por tu comentario Arnol.

Me has hecho reflexionar.

ABRAZOS